Periodo de adaptación

El periodo de adaptación es el tiempo que transcurre desde que el niño o niña llega por primera vez a la escuela hasta que ya se desenvuelven con normalidad dentro de ella.

Adquiere gran importancia la separación del hogar que los niños y niña va a vivir al incorporarse a la escuela, por lo que es fundamental el periodo de  adaptación ya que su actitud ante la escuela, las relaciones sociales,  los aprendizajes a lo largo de toda la escolarización, va a depender de cómo asimile este proceso, de manera positiva o negativa.

Por estas razones es muy importante organizar un buen periodo de adaptación para que la entrada a la escuela por primera vez sea lo menos traumática posible, ya que en algunas casos es la primera separación que se produce entre el niño o  niña y los padres.

Es fundamental explicar a las familias en qué consiste el periodo de adaptación, comunicar de forma clara y afectuosa que actitudes adoptar frente a cada situación para que puedan acompañar y favorecer el proceso de adaptación de sus hijos.

La escuela supone una oportunidad para crecer y madurar, para crear su propia identidad e iniciar de este modo, el conocimiento y la adaptación al mundo exterior.

El ingreso en la escuela infantil supone para el niño o la niña un gran cambio; supone que tengan que relacionarse en un espacio diferente, con muchos niños, niñas y adultos que no son de su confianza.

El niño o la niña tienen que ser capaz de asimilar los cambios que supone esta nueva actividad en su vida cotidiana y por lo que es normal que su adaptación sea de manera irregular donde observamos avances, retrocesos…

También los maestros tendrán que adaptarse a sus necesidades particulares, sus costumbres, sus ritmos, además van a posibilitar que el proceso de adaptación sea lo más gradual y fluido posible.

Para un mejor conocimiento de los procesos de cada niño o niña, es aconsejable comenzar la entrada a la escuela infantil en periodos de tiempo reducidos y grupos de pocos niños y niñas para garantizar la buena adaptación tanto de los niños o niñas como del maestro o maestra.

La importancia de la libre experimentación.

En la Educación Infantil es muy importante dejar que los niños y niñas experimenten con los objetos que la educadora les proporciona, dejar que desarrollen la imaginación, la creatividad y la espontaneidad sin que el adulto diga nada.

Un aspecto a destacar entre otros es la realización de dibujos. Los niños y niñas al dibujar enriquece y ordena sus esquemas mentales además de cumplir una función socializadora con los iguales también ayuda a comunicarse.dibujodibujo 2